Cómo ahorrar en luz y en calefacción

En tiempos de invierno es normal que usemos más regularmente los equipos calefactores, para abrigarnos y prevenir resfriados, y también encendamos más las bombillas para iluminarlos y radiar un poco de calor. Asimismo, la poca luz solar emitida en esos tiempos nos obliga a encender todas las bombillas disponibles en tu hogar. Todo esto sumado nos da un consumo de energía eléctrica muy alto que te saldrá muy caro a fin de mes.

 

Para ahorrar un poco o mucho dinero en estos tiempos, a continuación de mostraremos algunos de los mejores consejos para reducir el consumo energético de las bombillas y los calefactores. Te enseñaremos pasos muy simples que contribuirán a la causa de ahorrar dinero en el servicio eléctrico. Recuerda que si necesitas algún tipo de ayuda en electricidad llama a un especialista en servicios eléctricos. Ahora sí, procedamos a conocer esos consejos que te salvarán la vida económica:

 

Recomendaciones para economizar en luz y en calefacción

 

  • Mantén limpias las bombillas

Quizás no lo creas, pero es uno de los consejos más efectivos en cuanto ahorro energético se refiere. Esto se explica porque el rendimiento de las bombillas decrece a la par que aumenta la suciedad que estas conllevan. Es por eso que es indispensable mantener limpias las bombillas, realizando una pequeña limpieza periódica cada cierto tiempo que permita funcionar correctamente las bombillas escatimando en ahorro eléctrico.

 

  • Emplea bombillas de bajo consumo (LED)

Las bombillas LED, aunque un poco más costosas, son tremendas ahorradoras de energía eléctrica. No compares el precio de adquisición de las bombillas convencionales y bombillas LED, compara el ahorro neto que supone el uso diario de una con otra y te darás cuenta que en menos de 3 meses estarás logrando mayor ahorro energético y de dinero con las bombillas LED. Además, que producen una iluminación mucho mejor y radiante.

 

  • Usa un regulador de Luz

Si la vorágine del día a día, o simplemente la omisión inconsciente diaria, te hace dejar las luces encendidas cuando no las estás necesitando lo ideal para ti es sin lugar a dudas utilizar un regulador de luz que se encargará por ti de apagar las bombillas encendidas cuando no haya nadie en la habitación. Es en síntesis un mejorador del ahorro energético.

 

  • No obstruyas los radiadores

Es de suma importación no obstaculizar el normal paso del calor a la habitación pues hará que el equipo se esfuerce mucho más en producir calor y por ende gastará más energía eléctrica para mantener caliente la habitación. Así que si quieres ahorrar dinero te aconsejo despejar los radiadores y verás el cambio significativo.

 

  • Programa la calefacción

Nuestro cuerpo a cualquier época del año requiere para su confort unos 18 a 25 ºC, por lo que es esencial mantener la temperatura del calefactor unos 20ºC, ya que, a mayor o menor temperatura, según sea el caso, se nos cobrará un 5% más por cada cambio de grado.

 

  • Ventilar la casa

Dejar que un poco de aire y calurosos rayos de sol invadan nuestro hogar por la mañana, nos ayudará a mantenerla caliente. No obstante, no cometas el error de encender el calefactor a la par que ventilas la casa porque en vez de ahorrar estarás causando un gasto doble de energía eléctrica.

 

Hasta aquí los consejos de https://www.electricistasgetafe.es/ para ahorrar significativamente energía eléctrica con el calefactor y las bombillas. Existen otros consejos, pero estos son los más cómodos de realizar y los que producen cambios verdaderos. Así que ya sabes; aprovecha al máximo posible la radiación solar y escatima un poco con el uso del calefactor, sólo empléalo cuando sea necesario y verás lo mucho que ahorras con estos cambios sutiles.